La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

De viaje a Japón

 

    Como sabéis este curso la mascota “Moli” nos lleva de viaje. Una buena forma para conocer con él diferentes puntos del mundo y aprender sin límites.

    Esta vez, los niños de 2.º de Infantil, leyeron la carta de Kokoro, el amigo japonés de Moli, donde le invitaba a ir a visitarlo. Así que, sin pensarlo dos veces, se montaron todos en el paracaídas de Nubari y aterrizaron en el exótico Japón.

    Con mucha ilusión e incertidumbre se acercaron al mapa para localizarlo y como son niños muy listos ¡lo encontraron! Un archipiélago montañoso y lleno de volcanes, con capital en Tokio y cuya bandera es blanca con un punto rojo en el centro que representa al sol.

Y así, con estas primeras informaciones sobre este país asiático, dieron rienda suelta a sus inquietudes.

     Esas pequeñas, pero inquietas cabecitas comenzaron a hacer preguntas sobre las cosas que querían saber y conocer de este país.

    Con todas esas preguntas, los niños se fueron a casa y con la ayuda de sus papás dieron respuesta a todas y cada una de ellas, para volver a clase dispuestos a contarlo a sus compañeros y seños.

    En algunos casos ayudados de murales, fotos, objetos, curiosidades e historias hicieron que poco a poco, fuéramos conociendo Japón en profundidad de una manera muy motivadora y divertida.

Un mural de Japón apareció en la clase, y como verdaderos artistas, fueron pintando el sol, las casas y templos japoneses y dando forma con una botella a las flores de los cerezos.

    El rincón de Japón se fue llenando de farolillos de colores, comidas de lo más variopintas, palillos japoneses, casas de madera y papel, templos, volcanes, letras imposibles de leer y dibujar, Kimonos, artes marciales, paipáis, muñecas Kokeshi, bonsáis, medios de transporte tradicionales… y mucho más. 

    Así fue, como día a día, la clase se fue impregnando de la cultura japonesa.

    También vinieron a visitarnos dos japonesas, que nos fueron saludando a todos. No les entendíamos casi nada, pero, ¡parecían simpáticas!

    Llegaron dispuestas a contarnos cosas interesantes sobre su país. Pero… fuimos nosotros, que ya lo sabíamos casi todo de Japón los que les fuimos contando nuestros aprendizajes sin apenas dejarles explicarse ¡se quedaron con la boca abierta! y es que… ¡no sabíamos nada de Japón y ahora conocemos casi todo!

Vídeo 1

Vídeo 2

 Los autores indiscutibles de todo este proyecto han sido:

Botón Azul y Botón Naranja, y cómo no, sus familias

¡¡¡Muchas gracias por vuestra colaboración!!!