La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Bonjour París

    Así, en este idioma íbamos a comenzar a hablar, pues esta vez Moli, un viaje a París nos tenía preparado a los niños de 2º de Infantil.

    Al entrar a la clase un mural de París nos sorprendió y una música francesa nos atrapó.

    Luego llegó el momento de conocer a unos personajes parisinos de lo más interesantes. Esmeralda y Cuasimodo se llamaban y su catedral de Notre     Dame abandonaron para en la clase aparecer y su vida y aventuras nos contaron.

Y no solo ellos nos visitaron, un extraño árbol en la clase se coló, “el árbol de los deseos” se llamaba y justamente eso fue lo que hizo. Como era conocedor de nuestras inquietudes y cosas que queríamos saber sobre este país, día tras día y deseo tras deseo, nos los concedió. Cada día a un niño llamaba y con interesantísimas informaciones los días pasaban.

    Su bandera y su idioma todos los días nos acompañó. Conocimos sus monumentos, sus museos y jardines y al son de la música parisina y de dos en dos, dimos rienda suelta al baile y a nuestra emoción.

    Ricos crepes y macarrons pudimos degustar y en el barrio de los pintores nos pudimos adentrar. La pintura impresionista impactados nos dejó, por ello, al aire libre quisimos pintar.

    También familiares franceses nos visitaron y con su dulce acento francés la mañana nos amenizaron.

    Este viaje…  ¡Mejor no pudo estar! Pero aún nos esperaba otra sorpresa. Esos bohemios y extravagantes pintores parisinos, a la clase nos vinieron a visitar y graciosas caricaturas nos quisieron regalar.

 

¡Volveremos a París,  pues no nos quisimos ir!

 

Ahora solo nos queda pensar... ¿Qué aventuras nos esperarán el curso que viene?