En fechas próximas a la Navidad, quizá se nos abre el corazón un poquito más. Nuestro carisma nos hace recordar a los que carecen de lo básico, más si cabe. Es por ello que nos proponemos cada año una gran recogida de alimentos que destinamos a familias del centro con necesidades, a la Cocina Económica de Logroño, a Cáritas y a Cruz Roja de nuestra ciudad. Desde los más pequeños del cole a los mayores cada uno hace su aportación, que unida a la de todos se convierte en kilos y kilos de generosidad, en un bálsamo para muchas personas y familias que no tienen lo básico para vivir y que desde el Centro gestionamos.